Mi Amigo Cucurucho IV: El Timonel

No vamos a engañarnos, desde niños la mayoría de nosotros los cucuruchos hemos tenido la ilusión de ser uno de ellos, la posición del timonel en el anda, es sin duda alguna una de las que todos (por lo menos en los tempranos días de nuestra infancia y adolescencia como penitentes) hemos querido tener. Y es que dicha valoración de ese cargo tiene su lógica, pues aparte de los beneficios propios de ir siempre cerca del anda, de escuchar todas las marchas fúnebres; debemos agregar que el timonel, -y lo escribo sin ánimo de ofender- es de los cargos “que más se ven” en un cortejo.

Ya con la madurez de años en filas y el entendimiento de lo que significa servir en un cargo dentro de una procesión, ese “ser figura” pasa a un segundo plano y nuestra inquietud adolescente se torna hacia (por lo menos en mi caso) en una profunda admiración para quienes ejercen esa función en los cortejos. Porque con el tiempo el cucurucho entiende que ese cargo, que en algunas procesiones tiene personas inamovibles, reviste de una responsabilidad inconmensurable y que dicha presión ante el compromiso de resguardar la imagen que recibe el culto y que es objeto de veneración pública y colectiva es productora de estados de stress al más alto nivel.

No cualquiera es timonel y se requiere de una escala de aprendizaje en dicho quehacer, cada cortejo tiene sus condiciones no escritas y sus códigos internos para designar a quienes serán timoneles; como dije antes, la experiencia ha marcado generaciones de cucuruchos que han dirigido y cuidado a nuestras hermosas imágenes y dichos nombramientos en la mayoría de los casos recaen sobre quienes tienen la experiencia necesaria que muchas veces se inicia con el observar y aprender durante algunos años, para luego ser inducido a la práctica del arte de timonear un anda, hasta lograr el nombramiento en el cargo para un cortejo.

Se poco de la actividad que se ejerce al ser timonel, nunca lo he sido (y creo con certera sinceridad que no lo seré jamás); pero ya más de un cuarto de siglo de semanas santas de observar, y fijarme acerca de lo que se hace, me dan algunas luces de cómo funciona el andamiaje de la actividad de los timoneles. Entiendo que cada posición en las cuatro esquinas del anda tiene sus responsabilidades y requiere de sus habilidades, he visto además que –por razones de lógica humana- en los cortejos mas grandes existen varios grupos de timoneles, de manera que el cansancio no provoque déficit en el rendimiento de quienes con su fuerza, técnica y amor, conducen el anda que lleva la imagen que todos –y ellos también- aman y veneran. Otro aspecto a mencionar es que, salvo muy pocas excepciones, el timonel es exclusivo, es decir solo ejerce esa función en un cortejo. Los cables son los enemigos a vencer, (por decirlo de alguna manera), los tiempos de los turnos, en complicidad con quien lleva los tiempos del cortejo es también un quehacer en que los timoneles tienen mucho que ver; en algunos cortejos los guías de anda (que van por debajo de la misma) son los aliados más importantes que los timoneles pueden tener. Tengo la percepción que los mejores timoneles son aquellos que no necesitan tocar el anda, es decir quienes han desarrollado destrezas tan grandes que un par de indicaciones a los guías de anda, unas palabras a los cargadores de los primeros brazos y una buena comunicación con los timoneles que van detrás son suficientes, para centrar el anda en la calle y acompasar el ritmo del paso, con el redoble o de la marcha fúnebre.

Todos conocemos a los timoneles, “les sabemos los rostros” y también a veces los nombres; tanto que extrañamos su presencia cuando por alguna circunstancia no van en el cortejo; yo, tengo algunos amigos que son timoneles y varios conocidos que ejercen esa función, y todos me han expresado que la responsabilidad que se siente en enorme, y sin duda debe ser así. La destreza en los cruces es indispensable, el timonel como responsable del anda y de la imagen debe adelantarse al evento y estar pendiente antes que las cosas sucedan; no es exagerado decir que existe de alguna manera y dependiendo de la procesión un estudio previo del itinerario y una calculo, que la experiencia hace cada año más sencillo acerca de cómo dirigir el anda. Por supuesto que entre más grande, mayor dificultad y es innegable que sin duda en más fácil maniobrar un anda liviana que una pesada, pero en todos los casos la prevención y el cuidado previo es fundamental para que todo salga sin novedad.

Les dejo tres videos de cruces importantes: el primero es el cruce del anda de Jesús de los Milagros, en la séptima avenida y doce calle de la zona uno, justo antes de pasar debajo del Arco de Correos, en el año 2007; es un video que ha sido visto innumerables veces y que por la forma en que esta filmado ejemplifica de buena forma acerca de lo que escribo

Este otro, es el cruce del anda de Cristo Rey el jueves Santo, en el crucero de la octava avenida y segunda calle de la zona uno, cuando el cortejo enfila ya hacia el poniente de la ciudad buscando el barrio de San Sebastián y de la Recolección. El video es compartido por Juan Pablo Arce Gordillo ( Año 2008)

Finalmente un cruce de factura distinta y diferente, una maniobra del anda de Jesús Nazareno de la Justicia del templo del Calvario, la mas grande del mundo, en su procesión el II Domingo de Cuaresma  2010; la esquina es en la quinta calle y once avenida y la acción involucra de alguna manera las cuatro bocacalles de dicha crucero. Este es quizá un cruce que abre nuevas tendencias y maneras diferentes de concebir las andas. El video es compartido por Wilfred Monroy

Anuncios

2 thoughts on “Mi Amigo Cucurucho IV: El Timonel

  1. Siempre he creido que la labor de Timonear un anda en una prosecion es un trabajo ingrato y mal apreciado: en el caso de algun problema,luego se culpa a los Timonels por su falta de tecnica pero, si una prosecion se realiza sin ningun contratiempo, los Timoneles, raramente, reciben una nota de aprecicion por su ardua labor y es por eso que este nuevo articulo en Letras del Cucurucho, se puede considerar como un merecido homenaje a la labor desarollada por estos hermanos.
    Gracias por darle Honor a quien lo merece!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s