.::PARASIEMPRE::. (CUENTO) [texto reciclado feb2010]

Era Domingo de Ramos y hacía un calor insoportable. Ella fue, y todavía sigue siendo, la mujer mas bella que yo hubiera visto en mi vida. Yo estaba arrellanado en la soleada esquina, y observaba como la marea humana crecía conforme se acercaba el kilométrico cortejo josefino. Los vendedores de golosinas, de cromos, de afiches y de todas esas cosas que pertenecen de manera tradicional y de modo profano a nuestros cortejos, ofrecían con gritos destemplados su venta del día; los ramos florecían entre rezos y oraciones de las manos de los fieles y el corozo inundaba totalmente el ambiente, siendo interrumpido nada mas por el fragante olor de la tierra mojada que en una simbiosis que mas que mágica es espiritual, conformaba el aroma ideal de la Semana Santa.  Aletargado por los sonidos, los olores, los colores y las formas de la procesión, de inmediato me di cuenta de su bella presencia –y es que era imposible no hacerlo- y así, conforme el cortejo iba llegando con paso lento y hierático hasta esa esquina, ella se  quedo, empujada por la oleada innumerable de personas, cerca, muy cerca de mí; la fanfarria romana sonó en un estruendo que para el cucurucho es encanto y una tras una las estaciones del vía crucis desfilaron frente a mí y a ella, portadas por el gallardo y cincuentenario escuadrón de romanos.

Fue así, en el momento justo que el albo y balsámico humo del incienso nublo la bocacalle entera, que mis manos rozaron accidentalmente – les aseguro que fue sin intención- su espalda.  Tragedia. Ella se adelanto medio paso y luego de manera intempestiva se volvió hacia mi; y yo, espantado y avergonzado esperaba un reclamo furioso, una letanía de improperios que terminaran desde ese momento y para siempre, con aquel momento mágico, casi místico. Yo quería que la negra paletina, se levantara con el viento y me cubriera el rostro pero no sucedió de esa manera, en cambio su hermoso rostro contrariado por la incomodidad de la situación y perfilado señorialmente con su madrileña se torno aplacible, desplegando una franca sonrisa que se delineaba en unos bellos labios que enmarcaban una hilera de blancos dientes perfectísimos; con la risa escapándose por la comisura de su boca, bajó señorialmente su matilla hasta los hombros morenos dejando así a mi vista, de manera plena y total,  el espectáculo de su hermoso cabello lacio y negro mientras decía “El Señor viene lindo… ¿verdad?… me llamo Magdalena”, primorosamente me tendió su delicada mano enguantada que yo torpemente acerté a estrechar mientras me oía a mi mismo balbucear mi nombre, todavía confundido por la armonía perfecta y angelical que era –y es aún- su gentil voz.

Las notas de “Jesús Desamparado” rompieron el murmullo de la gente y los sonidos de la marcha me impidieron continuar conversando con ella. Yo dividí mis ojos entre la regia majestad del Rey del Universo y la tersa y morena piel de ella; me perdí en la angustia de los ojos de Jesús y en la serenidad de aquellos enormes y bellos ojos negros, apenas enmarcados con dos brochazos tímidos y gentiles de sutil maquillaje esmeralda, ojos que de repente se encharcaron en llanto conmoviéndome a mi totalmente; así en un atrevimiento que hasta hoy no he logrado entender, puse respetuosamente y tímidamente mi mano derecha enguantada de blanco sobre sus hombros y la consolé de una pena que solo ella conocía, pero que yo sentía mía también.  Compartí mis sentidos entre el olor del corozo, del incienso y el suave, tenue y fragante perfume que ella emanaba; me partí entre el gorjeo de los clarinetes en el trío de la marcha y el sollozo de su voz;  conllevé el estruendo del bombo y los platillos con el acelerado retumbar de mi corazón.  Ese Domingo de Ramos, fue perfecto y se me antojó eterno.

Magdalena se veía hermosa de blanco, el día que nos casamos en San José, diríamos…. A los pies del Maestro;  la ceremonia del sacramento fue el Sábado de Pasión del año siguiente; nuestra Luna de Miel se aderezó en las filas de la Procesión de San Bartolo, en la amada Antigua Guatemala; su bouquet de novia rebozaba estaticia y corozo y abandonamos el pequeño pero colosal Santuario al compás de “Mater Dolorosa”.  Que tal..? ! !  En fin, que les puedo decir fue un matrimonio cucurucho….

Nuestro amor y dicha continúa siendo una eterna luna de miel, allí en las filas de una procesión bajo el ardiente sol de Semana Santa, época en que celebramos cada aniversario con un brindis de súchiles frío, que nos servimos después de ver pasar a Jesús de San José, en aquella nuestra esquina, ese crucero en donde el amor nos tocó y nuestras almas se entrelazaron a ritmo de fanfarria romana… para siempre, desde siempre, desde aquel Domingo de Ramos, que marca para nosotros nuestro aniversario mas preciado y esperado.

2014: Los Amigos, la familia: Lo Mejor de la Semana Santa!!

Image

Hace algunos días, me preguntaron acerca de cuál había sido el mejor turno que he tenido, y mi respuesta fue que discriminar un solo turno es muy complicado, aparte de eso siempre he pensado que el mejor turno es que está por venir, el próximo, el de esta Semana Santa; el mejor turno es aquel que no ha sido y que es arropado por los amigos y la familia.  Lo he dicho una y varias veces, lo mejor que la Semana Santa me ha dejado son los amigos, dejaría el mejor turno de mi vida (que han sido muchos y verdaderamente buenos) por una cuadra cualquiera caminando con mis hijos, con mis amigos… entre cucuruchos.

 Image

Este 2014, me sorprende con una sequía terrible; me ha costado mucho sentarme a escribir y esto ha sido puntual en los temas de Semana Santa, y no es que se hayan agotado los temas, pues nuestras procesiones son infinitas… en hermosura, en anécdotas, en vivencias, en espiritualidad (asunto que siempre he tratado de tocar muy marginalmente en este blog) pero también nuestras tradiciones están llenas de errores, de abusos, de problemas y dificultades. He decidido terminar con esa sequía y retomar con optimismo, pero letra crítica, con cariño fraternal a mis amigos, con devoción esmerada a mis imágenes, pero sobretodo con la confianza en que uno o tres cucuruchos puedan leerme y apreciar, en lo que valgan mis escritos y comentarios. Así durante el año voy salpicando muy de vez en cuando con la temática cuaresmal en Guatemala

 Image

Este año VII de Letras del Cucurucho, hubiese sido el que marcaría el primer intento editorial del sitio, un tema que está pendiente y que no he dejado de lado, sino que las circunstancias de la vida  –económicas y de tiempo- han obligado a que dicha ilusión se mantenga hasta que El Señor lo decida, aun no es tiempo y habrá que esperar…

 Image

Las publicaciones formales de 2014 iniciaran los viernes que nos separan del Miércoles de Ceniza, serán publicaciones que intentan crean ambiente, y expectativa, fotos y videos serán el complemento de cada viernes…  El 5 de marzo, Miércoles de Ceniza habrá publicación de bienvenida a la Cuaresma de este año y de allí las publicaciones se harán como usualmente se realizan en Cuaresma, de la siguiente forma: Los lunes, serán dedicados a Nuestra Madre, se harán publicaciones de fotos y textos propios de la devoción Mariana, esta sección “Bendita Tú” intenta ser en vínculo entre los devotos y devotas con nuestra Madre del cielo. Martes un texto referente a las actividades realizadas el fin de semana anterior, el mismo se denominará “El Contralor” pues pretenderá ser una crítica muy exigente a las actividades desarrolladas, puntualizando sobre todo en los asuntos que a mi criterio –que no es el más calificado, pero es el mío- pueden mejorarse. Por supuesto que espero el debate respetuoso y fundamentado en hechos y circunstancias derivadas de la experiencia de cada lector. Los miércoles, se publicarán reseñas, críticas y comentarios de las películas de la temática y de la época; intentaré hacer comentarios a asuntos técnicos de los films, abordaré, el marco catequético de los mismos  “La Butaca” será una invitación a los comentarios de todos acerca de este tema.  Los días Jueves será dedicado a la publicación de fotografías antiguas, de videos interesantes y comentarios de los mismos, “El Lente” será la ventana por medio de la cual viajaremos al pasado y recordaremos todos los adornos que nos conmovieron años atrás.  Finalmente los Viernes serán dedicados a los textos que usualmente suelo publicarse, es el día de la anécdota, del cuento, de la poesía, del comentario y de la reflexión desde la óptica del cucurucho.  Las publicaciones cesaran desde el viernes 11 de abril, Viernes de Dolores ya que el sitio entra en periodo Procesional, sin tiempo para hacer publicaciones y con las actividades por doquier;  el blog reanuda sus publicaciones desde el 22 de abril, martes de la Semana de Pascua, con los comentarios y resúmenes de la Semana Santa.  Esta es la planificación, pero como siempre, en el camino haré los ajustes precisos y concretos cuando y donde haga falta.

 Image

Todas las publicaciones van referidas –como es lógico- a mis vivencias y a mis devociones, no puedo escribir de lo que desconozco y no debo escribir de lo que no vivo ni siento, este es un blog vivencial y sería poco honesto de mi parte transcribir situaciones que no forman parte de mi cuaresma y semana santa, es por eso que habrán omisiones muy atroces, pero que lamentablemente son irremediables.

 Image

Como siempre el blog esta a disponibilidad total para sus comentarios; así como la colaboración de muchos buenos amigos que enriquecen la sección Textos Ajenos” o que me conceden en honor de que sus fotos sean publicadas en este sitio que tiene por único objeto acercar a mis amigos a lo que más me gusta y que ellos de una forma u otra por medio de la interacción me acercan más al objetivo final de todo lo que hacemos durante la Semana Santa.

 Image

¿Qué porque me impongo este trabajo durante la Cuaresma? Me han preguntado y a respuesta es muy sencilla: este sitio lo mantengo porque me gusta y porque sé que de una u otra forma, es poner al servicio de Él, los talentos que pudo haberme concedido, cumpliendo así con el deber de cultivarlos y hacerlos crecer, para beneficio de todos y sobre todo para mis amigos y mi familia.

 

MAS RÁPIDO DE LO QUE PENSAMOS…

Imagen

De la Cuaresma y Semana Santa en Guatemala, lo efímero es lo encantador. Ese momentáneo esplendor de color. Aquel  fugaz efluvio de incienso, corozo, pino, flores y aserrín; un olor hecho de todos ellos y todos hechos ese olor a semana santa, que se transfunde con el aroma de tierra mojada; ese acorde perecedero que nos hace vibrar en el estertor de una marcha fúnebre que finaliza el turno en una concatenación que suma los sentidos y que nos otorga así ese privilegio divino del inexplicable goce estético que estos días se  produce en el guatemalteco.   Si durara mas, no sería tan buena; si se repitiera dos veces al año, no sería igual; si redundara a cada momento, no la esperaríamos tanto; es por ello que cuando termina, todo nos lamentamos que pase mas rápido de lo que pensamos.

La magia, el encanto, lo bello de la Semana Santa, es que no subsiste mucho, que persevera entre nostalgia y recuerdo durante todo el año, para estallar en gozo, en entrega y en pasión durante los nueve días que de Sábado anterior a Ramos  al  Domingo Glorioso hacen sencilla la sublime liturgia, que esplende en andas hechas altares y retablos durante horas que parecen minutos, que vive en minutos que se antojan segundos y que termina en una aguja segundera que se ahoga en la nada. Todo esto sucede en el verano que entre boreal y meridional en el centro del continente americano, viste a nuestro país de sol, cuando Guatemala se convierte en templo, en galería de arte, en sala de concierto; siete días de magia que por efímeros, por momentáneos, por fugaces, por ser tan inmediatamente perecederos, son sin temor a equivocarme los más esperados por muchos, y que pasan mas rápido de lo que pensamos

Y es que conforme avanzan los días que acumulan semanas y que de pronto nos sorprende en un Sábado de Ramos mas… día de entrega de turnos; las contraseñas que han sido celosamente guardadas durante la cuaresma e incluso meses atrás,  se canjean por las  esperados turnos, tarjetas que en cada entrega se convierten en un misterio que se devela y nos anuncia el turno, el brazo, la cuadra, la marcha, la hora, convirtiendo así la ansiedad e incertidumbre en ilusión y preparativos, que suceden y pasan mas rápido de lo que pensamos.

Ésta magia de lo efímero, de lo pasajero, de lo transitorio es uno de los encantos de la Semana Santa, sin embargo hay que recordar y tener claro que se es cristiano todos los días y que ser católico es un estilo de vida y no una practica momentánea y casi accidental.  Lo importante es entonces aprovechar esos momentos de explosión sensorial, para acrecentar el espíritu; la vida es como una lenta procesión que pasa mas rápido de lo que pensamos… y por ello ésta Santa Semanadel 2013 es la ocasión que debemos aprovechar para la conversión, la perseverancia y el ir un poco mas allá de ser un simple cargador de andas, y comenzar a ser amigos de Jesús, en espíritu y verdad.

Deberíamos todos hacer un compromiso con nosotros mismos y luchar contra las tentaciones que en ésta época se nos presentan mas que en ninguna otra, asumir la responsabilidad de cambiar y ser mejores seres humanos, intentar tener actitudes tal y como si actuado el mismo Jesús si hubiera sido cucurucho… las procesiones, las alfombras, las comidas, las marchas y todo lo que hace bella pero efímera la Semana Santa, son cuestiones secundarias, nuestra salvación y la del hermano es nuestra prioridad. No vaya a ser que luego sea demasiado tarde, que nos percatemos que  la vida se nos ha pasado en manifestaciones externas y que cuando tratemos de rectificar nos demos cuenta que la existencia terrenal se  nos ha escapado mas rápido de lo que pensamos…