SALIDA -Jesús de La Merced- (texto reciclado agosto 2010)

La ansiedad le gana al cansancio y el cucurucho citadino no logra dormir –aunque sabe que debe hacerlo- viviendo un estado de duermevela característico y peculiar; aunque el cuerpo clama por un descanso el espíritu no se da tregua en Semana Santa y así de un salto, nuestro personaje –el cucurucho- se enfunda en la morada túnico y se engarza la negra paletina, para la cita indefectible de cada año, en el momento mas esperado de toda la Cuaresma: el momento en que Señor Peque!! rasga armoniosamente el manto de la oscura madrugada y Jesús de La Merced, inicia el Camino al Gólgota. Las rodillas en el suelo, la mirada clavada en las piedras del antañon atrio, y una oración que agradece por el instante que se ha vivido y que suplica por la licencia de otro año mas… para seguirte Señor. El sereno de la madrugada rocía su frescura sobre las calles vestidas de alfombra, y el sol espera paciente su turno para ser actor secundario en esta conmemoración del drama del Calvario, en que el protagonista es Él, Jesús de la Merced.