Y que tal…

Y qué tal si este año, intentamos dejar el celular en casa, o por lo menos lo apagamos mientras estamos en filas…

Y qué tal si este año, tratamos con mas deferencia y respeto a los cucuruchos adultos mayores

Y qué tal si este año, caminamos cerca de Jesús un rato nada más y dejamos de hacer esa aglomeración a la par y detrás del anda

Y qué tal si este año, sacrificamos el cigarrito que nos fumamos fuera de filas, pero con túnica puesta

Y qué tal si este año, no le prestamos a la novia el capirote o el casco, entendiendo que esos enseres son parte de un uniforme y no de un disfraz

 Y qué tal si este año, como autoridad en un cortejo, intento ser amable, cortés y considerado con el hermano cargador

Y qué tal si este año, dejamos de tomarnos ese par de cervecitas, al mediodía del Domingo de Ramos

Y qué tal si este año, intentamos que haya silencio en las filas

Y qué tal si este año, invertimos unos quetzales en pagar el turno de aquel amigo que este año… no tiene ni para eso…

Y qué tal si este año, dejamos de comparar adornos y evitamos las disputas entre hermanos; y es mas, y que tal si decidimos por fin perdonar las rencillas y rencores entre cucuruchos e intentamos dar ese primer paso a la reconciliación que vaya que a muchos nos cuesta

Y qué tal si este año, sacrificamos “el doblete “que aun conservamos y damos oportunidad a otro hermano

Y qué tal si este año, nos proponemos caminar menos, pero avanzar mas.. confesión y comunión

Y qué tal si este año, no compramos discos de marchas piratas y ayudamos a las Hermandades adquiriendo sus producciones

Y qué tal si este año, regalamos esa túnica que ya no usamos a un cucurucho, quizá desconocido que la necesita

Y que tal si este año, nos proponemos tomar unas pocas fotos en un sitio determinado y después nos decidimos a guardar la cámara

Y qué tal si este año, nos conformamos con el turno que nos dieron, sin protestas ni incomodidades

Y qué tal si este año, dejamos la conversación con el amigo para después y no en filas

Y qué tal si este año, al despedir en Pésame a nuestras Soledades y pese el cansancio, hacemos un tiempo para vivir la madre de todas las Vigilias

Y qué tal si este año, al hacer la alfombra  apagamos el reggaetón que truena a todo volumen

Y qué tal si este año, evitamos ir silbando las marchas mientras vamos en filas

Y qué tal si este año, colaboramos siendo amables dentro del tráfico enredado de esos días en la ciudad

Y qué tal si este año… dejamos una media hora la procesión de Jueves Santo y visitamos a Nuestro Amo, en su día grande…

Y qué tal si este año, nos proponemos hacer un amigo cucurucho mas…

Y qué tal si este año, el 2013  lo vivimos como si fuese la última cuaresma; porque al final de cuentas solo Él sabe el día y la hora.

 

Anuncios

2 thoughts on “Y que tal…

  1. Me parece la iniciativa, creo que todos, en medida alguna, somos culpables de alguno de los delitos arriba mencionados, insisto, estoy más que seguro que en épocas de antaño había más respeto y orden en las procesiones, desgraciadamente estamos en la era de la tecnología, pero creo que con un punto que nos dediquemos pondremos nuestro granito de arena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s