Apreciaciones del V Domingo del año 2012

Fotografía por fraternal colaboración de Giovani Minera

Y así como llegó se fue. El V Domingo de Cuaresma, es parte ya de la historia, del inventario personal de cada cucurucho y cada devota: en esta oportunidad voy a tocar algunos puntos que considero relevantes del cortejo, y también hoy escribiré, si se me permite, desde un punto de vista muy personal.
 Antes que nada quiero manifestar que quedo comprobado –una vez más- que a pesar de lo que muchos dicen, el cucurucho que de la ciudad de Guatemala, viaja a la Antigua, lo hace en su mayoría con una actitud de devoción auténtica; fue satisfactorio comprobar que la famosa medida del capirote antigüeño, fue atendida por la mayoría de los cucuruchos y que quienes no lo llevaban –sea por el motivo que sea- hacían la “modificación” adecuada a su capirote para hacerlo lo mas similar posible a lo solicitado.  SE cumple así una faena mas de devoción que para quien viaja de la capital, se traduce en un viaje para inscribirse, otro más para recoger el turno y finalmente el que se ocasiona el V domingo, con el gasto que involucra el transporte, la alimentación y en muchos de los casos el hospedaje, por ello creo que decir que somos cucuruchos de moda me parece ofensivo.
 Acerca del cortejo en sí, hay que mencionar el equipamiento de los Romanos, que elegante y novedosos, dieron una distinción especial a la procesión; cabe mencionar que  la forma tan elegante de vestir de la centuria, contrastaba con la forma en que los romanos que abren el cortejo interpretando las Fanfarrias, que a pesar de ser reciente, marcaba una diferencia abismal con el resto de los Romanos. Valdría la pena hacer el esfuerzo, para lograr la uniformidad total en este segmento tan importante de la procesión.
 El anda de Jesús de la Caída, realmente esplendorosa, con acabados y detalles sobresalientes y con un mensaje que a pesar de lo aparentemente complejo, se digería de forma muy fácil por el público espectador. Creo que por momentos los detalles… como los insectos que salían de la tumba y sobre la efigie que representaba a Lázaro, así como la “sangre” que manaba del pecho de los ibis que sostenían la plataforma donde iba El Soberano, distraían la atención y las personas se fijaban mas en esos detalles –muy bien elaborados y diseñados- que por la imagen de Jesús. Por lo demás, todo muy bien: la cruz rústica magnifica, la túnica sencilla acorde a dicha cruz y la presencia realmente soberbia dentro de la humildad de Jesús de San Bartolo. Mención aparte y análisis de los miembros de la Hermandad es acerca del plástico que sirvió para cubrir a Jesús, que a mi me pareció realmente improvisado y que se notaba que no había un plan diseñado para cubrir la imagen con prontitud y eficiencia.  El cambio de recorrido en la primera parte, me refiero a la entrada por la carretera, creo que fue positivo pues ocasionó mas orden en el cortejo
Hablando de cosas buenas y positivas tengo que mencionar la banda de música a cargo del maestro Luis Pirir, que iba “tronando” como decimos los cucuruchos y que cumplió a cabalidad y exactitud con el programa diseñado (que por cierto el reparto de los marcheros a última hora, provoco desorden) y que solo cambió por la presencia de la lluvia que obligó a  tocar marchas de memoria.  La banda de Luis, cada vez presenta una personalidad propia, mas allá de los sombretitos y la impecable presentación de los músicos; sino con calidad musical y la presencia del carácter de un joven director que ha logrado, posicionar a su conjunto entre unos de los 4 mejores del país.
 Otro aspecto a destacar, es el de los amigos, que con su cariño y simpatía me demostraron que celebrar el día del cumpleaños a los pies de Jesús de San Bartolo, es lo mejor que puede suceder y es que el V domingo es una procesión muy especial para mí, quienes me conocen bien lo saben, existe una conexión, que a pesar de la distancia me une a Jesús de San Bartolo y es el cortejo que me sirve para irme “kilometrando” para los días de la Semana Santa; esta vez no puede estar en la totalidad de la procesión, como no sucedía antes en los tantos años de ir el Domingo de Lázaro a la Antigua, tuve que salir antes y ver con satisfacción y alegría que fueron mis hijos y sobrino, quienes se encargaron de llevar hasta su dosel a Mi Jesús de La Caída.
 Ya en un ámbito meramente personal, he de decir que creo que esta Semana Santa, será atípica, que van a verme menos en las filas, mi presencia será –no por mi gusto- intermitente y que eso involucra sentimientos que, no puedo describir por no haberlos vivido, pero que si puedo imaginar por lo que aconteció el Domingo 25 de marzo de 2012.
Dios Sabe mas que uno y le pido -y les pido que le pidan- que me regale el bienestar necesario, para acompañarlo el tiempo que Él quiera en sus procesiones.
Anuncios

4 thoughts on “Apreciaciones del V Domingo del año 2012

  1. Hoy, luego de algunos dìas resistièndome a revisar las queridas “Letras del Cucurucho”, debido a la nostalgia propia de los primeros dìas post-cuaresma y semanasanta, encuentro, como de costumbre, los atinadìsimos comentarios de nuestro hermano Mario. Quisiera compartirles, que como antigûeño me fuè sumamente molesto y chocante, desde el mismo momento de la inscripciòn, el cartelito colocado por la “hermandad” (asì, entre comillas y con minùscula…) en el cual, haciendo gala a la par de prepotencia, de crasos errores ortogràficos que desdicen sobremanera acerca de la jactancia con que se adornan. En èste, se leìa sobre la “obligatoriedad” del uso del “capirote antigûeño”; que para empezar, ignoro dònde se estipula dicho diseño, pues recordemos que el capirote naciò luego de la prohibiciòn, por motivos polìticos, de llevar cubierto el rostro durante los cortejos procesionales; secundario a lo cual, al descubrirse, de todos es sabido que el resultante fuè el tìpico capirote “volteado”, tan elegante y tradicional de nuestros hermanos capitalinos, que de màs està decir, en nùmero superan con creces a las filas antigûeñas en el cortejo de Nuestro Soberano Señor de la Caìda. Siempre he creìdo que la envidiable uniformidad que caracteriza al cucurucho capitalino, debiese ser imitada por nuestras desgarbadas filas, que en una triste mayorìa asiste a cargar con tenis y pantalòn de lona, o peor aùn, con el feo y ridìculo, como fuera de contexto tapasol morado; un verdadero càncer que habrìa que cortar de raìz.
    Por ello, considerè y considero un vejamen e ignominia lamentable, que se mancille de èsa manera, la devociòn de el altìsimo porcentaje de devotos provenientes de la capital, que engalanan nuestras filas y nos honran con una abrumadora presencia, ya no de invitados o huèspedes de honor, sino como parte misma e imprescindible de nuestras filas.
    La “hermandad” a todas luces, a la par de su arbitrariedad, hizo gala de una desorganizaciòn que hace muchos años no se veìa. Còmo es posible que se intente implementar una medida tan impopular, a pocos dìas del gran congreso procesional, cuando que un grueso de hermanos cargadores se habìa inscrito en noviembre y desconocìan por completo la nueva disposiciòn? Y peor aùn, darse el lujo de etiquetarla como “obligatoria” si luego no tendrìan el caràcter de hacerla cumplir?! Escuchè còmo, el presidente, famoso por su prepotencia, vociferaba por el radio, feroces indicaciones tan ridìculas como: “no los dejen cargar”, “apunten tanda y nùmero de brazo, para negarles la inscripciòn el otro año…” Verdaderamente cuesta creer la poca inteligencia que posee gente que se jacta de un grado acadèmico y le gusta que le digan “licenciado”. O quizà en su inatingente lògica personal, un capricho es motivo para que nos quedemos con, a lo sumo 20 o 30 tandas…. Creo que, hablando en tèrminos tan desventajosos, a nadie en su sano juicio, le parecerìa conveniente, siendo una despreciable minoria, puesta a dedo, sin representatividad de ningùn tipo y defendiendo algo tan impopular; desatar el descontento de màs de cinco mil personas. Afortunadamente, la vocalatura estaba tan ocupada, tratando de mantenerse en piè durante el cambio de turno, (debido al afuncional e innecesario lazo que iba al lado del anda, que lejos de cumplir algo positivo, hacìa hasta peligroso caminar al lado del Señor en la carretera, comprimiendo a las filas y las personas particulares contra el chichicaste y el alambre espigado de la finca), como para ponerse a cumplir tan desatinadas òrdenes. Se llegò al colmo que al solicitar cartulinas de Aspirante para nuestros hijos, se nos dijo que no habìa! Y quizà el dìa de la velaciòn ya las tendrìan… Y los hermanos que vienen de lejos? Ya bastante es viajar para inscribirse, para recoger el turno y para la procesiòn! Muchos no vienen a la velaciòn y què incòmodo que el dìa mismo del cortejo uno pregunte y le digan: “el que las lleva va hasta delante” y que al llegar hasta donde va la decuria alguien lo mande de regreso “atràs del anda”.
    Hay tanto màs que decir, pero no es conveniente abusar de èste espacio y quisiera terminar haciendo patente, en nombre propio y de muchos amigos cucuruchos antigûeños sensatos y de “pura cepa”, la simpatìa y las disculpas del caso, a nuestros queridos hermanos cucuruchos capitalinos, pues geograficamente no nos separan màs que algunos kilòmetros, aparte de lo cual, no existe ninguna diferencia entre nosotros, ya que somos uno sòlo, al formar èse sublime y heterogèneo mar morado, sobre el que se mece cual barca, la querida andarìa que porta a nuestro Soberano Señor de la Caìda, cada 5to. Domingo de Cuaresma.
    Roguemos al Señor, que nos conceda salud y vida, para darnos el abrazo en filas el pròximo año.
    …y Mario, espero que lo que motivò tu irregularidad en filas èsta cuaresma y semanasanta, ya se haya solucionado o estè en resoluciòn. Un dìa me alentaste con tu oraciòn por mis intenciones durante uno de tus turnos de hace dos años. Hoy van al todopoderoso mis oraciones por vos, por tu salud y tus intenciones, y si Dios me presta la vida, durante el turno con nuestra Madre de la Escuela de Cristo en mayo.

    Vamos Señores…!!

  2. Siempre me decía mi padre: “no te tengo que felicitar por hacer las cosas que es tu deber hacerlas bien, pero si tengo que corregir lo que haces mal porque lo seguirás haciendo”, de igual forma le digo a la hermandad de mi Señor de la Caída: estuvo bien pero hay cosas urgentes que mejorar. se debe crear una COMISIÓN DE UNIFORMIDAD, en donde en cada cuadra, el que no lleve monograma, capirote antigüeño, pantalón, calcetines y zapatos negros así como guantes blancos, definitivamente NO CARGA A JESÚS, PUNTO Y FINAL. ademas capacitar a los hermanos colaboradores e instruirlos en lo que deben hacer ya se nota a leguas que no reciben una socializacion y capacitación previa de sus debidas funciones el día del magno cortejo. por otro lado también considero lamentable que ni siquiera se tomen la molestia de mandar a elaborar un cobertor especial transparente de nylon debidamente ajustado a la imagen del Señor con su cruz para eventuales chubascos y/o lluvias repentinas. finalmente los que nos quedamos en las ultimas horas del V domingo acompañando al Señor de la Caída, pudimos darnos cuenta que desde la esquina del IGSS hasta la entrada, el paso del Señor fue muy empujado y acelerado, queda la incógnita, si fue por el cansancio de los cucuruchos (cosa difícil de creer, ya que siempre queremos tener a Jesús mas tiempo en la calle) o porque la hermandad lo apresuro para no pagar mas horas de música sacra (que también deja mucho que desear, no solo por el ínfimo ahorro de 15 o 20 mil quetzales de una hora de música, sino también porque sabemos que el Señor siempre entra a la 1 am porque su paso siempre es lento, regio y elegante), en fin ojala se tomen en cuenta las sugerencias no solo de un servidor sino de muchos hermanos devotos del Consagrado Señor de la Caída, protector Perpetuo de la Humanidad.

  3. Por mi parte, tambien me ha llegado la hora de aceptar mi imposibilidad fisica de acompañar las procesiones de salida a entrada,mas ,como dice el autor de la cronica, Jesus sabe el porque y a manera de consuelo, puedo decir que mas valen siete horas de caminar devocional en las filas que 17 horas sin devocion.

  4. Siempre platicamos con mi papá de lo improvisado que las hermandades son para tapar las imágenes valiosisimas de nuestra cuaresma y S.S,. cuanto se ha discutido de crear una estructura dentro del anda que pueda cubrirlas y protegerlas, pero parece que hace caso omiso, menos mal en esta ocasión la lluvia no fue muy fuerte, hubiera sido como la de aquel sábado anterior a Ramos del 2003 creo que Jesús de la caída hubiera sufrido daños por tan poca planificación de la Hermandad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s