La Semana Santa -retornar a las raíces-

Hay que detenerse y meditar. Otrora, La Semana Santa en Guatemala tenía elementos que la hacían íntima y personal; la entendíamos como un asunto de unidad familiar y de cohesión en un circuito de amistades en las cuales todos, a veces mas a veces menos, sentían, pensaban y coincidían en puntos que eran básicos, en un imaginario sencillo y fácil de absorber. Hoy el asunto ha cambiado y creo que habría que redimensionar la Semana Santa como un todo, tratar de devolver el tamaño y espacio justo a las conmemoraciones tradicionales, creo que ha llegado el momento en que los cucuruchos y cucuruchas debemos plantearnos la necesidad de reinventar el pasado, en lugar de estar imaginando futuros que, en algunos casos se pierden en el camino por irrealizables, por mundanos, por extravagantes. Es imprescindible que los cucuruchos que se integren a filas sean un poco mas como los que ya estamos en ellas, y no me refiero a una uniformidad robótica de forma de sentir ni de pensar, sino que  exista unidad de criterio y complicidad en el objetivo básico de éstas conmemoraciones. No abogo (y que quede claro) por una exclusividad, una manera clasista de concebir la Semana Santa, sino que simplemente pienso que debemos hallar esos elementos que son los básicos y fundamentales, (hay que revisar la historia y la tradición) y de esa manera, guardando la esencia de la Semana Santa, podremos conservarla por muchos años, de lo contrario la perderemos para siempre.

Las apariencias engañan y las procesiones parecen gozar de buena salud; y es que no debemos engañarnos por esa explosión de número, éste entusiasmo colectivo en éstos primeros años del siglo que inicia, no debemos dejar que el asombro y el entusiasmo por éste boom de números y records de la Semana Santa, pues el análisis sería incompleto y sesgado, ya que si analizamos la estructura de un cortejo, referido como un todo… desde las ventas de avanzada, la preparación de alfombras hasta la barredora municipal, tendríamos que aceptar que en mucho, un cortejo del siglo XXI dista mucho de ser lo que era inclusive en los años ochenta. El espíritu es el mismo, el sentir es idéntico, pero la expresión ha cambiado y eso quizá sea perjudicial. Entiendo que obviamente las cosas deben evolucionar y que el cambio es necesario, pero el elemento básico de la Semana Santa se ha convertido en una manifestación cuasi-turística en el mejor de los casos, y en el peor de ellos en esa insana competencia que se produce de una procesión a otra y que termina en los cismas, rompimientos, acusaciones y demás, en el seno de las propias, cofradías, asociaciones y hermandades de pasión. Se ha abierto un espacio para el poder y la influencia, en donde esos elementos son directamente proporcionales a la distinción del devoto, al turno asignado, al cargo que se ostenta, al puesto directivo que se detenta, y que muchas veces (y debemos reconocerlo) se prostituye. “Que turno cargas… eso sos en el espectro de la Semana Santa”. Vanidad de vanidades, que ha inundado poco a poco y sin que nos demos cuenta las filas de nuestras procesiones; es así grupos, grupúsculos, asociaciones y fraternidades de cucuruchos se reúnen para figurar (salvo honradas y evidentes excepciones) con el pretexto de impulsar la fé y las tradiciones, se convierten en  patronatos de amigos que trafican con la tradición en base a influencias y el peor de los casos comercian con nuestras imágenes.  ¿ Que antes también era así..? pues no lo sé, pero ese argumento es como aceptar que a un enfermo no hay que darle medicamento pues de todas maneras va a morir.

No creo tener la totalidad de las respuestas, no pretendo convertirme en la conciencia colectiva del cucurucho guatemalteco, dichas posiciones serían absurdas y ridículas, pero después de mas de veinticinco años de ir en filas, de miles de cuadras caminadas, cientos de turnos cargados y una devoción que por íntima es inexplicable, creo poder intentar llamar la atención, para que todos retomemos el sentido de las funciones de Cuaresma y Semana Santa en Guatemala. Ojala que la cada vez más cercana Semana Mayor 2011 pueda ser el inicio de una época de mesura y sensatez en el ámbito cuaresmal de nuestro país, todo bañado con la presencia sacramental, la limosna, el ayuno y la fraternidad ¿acaso es mucho pedir?

 

Anuncios

4 thoughts on “La Semana Santa -retornar a las raíces-

  1. Vanidad de vanidades…
    Si tan solo se tomara de ejemplo a las personas que se representan en las imágenes que se procesionan, la cosa sería diferente! Tal parece que la teología de la prosperidad también alcanzó al gremio cucuruchesco!

  2. Buenísimo el comentario. Me parece que debemos retomar los adornos de antaño, sólo las imágenes son una catequésis, no hay necesidad de rebuscar alegorías que sólo los que las realizan saben lo que significan, me gustan los adornos de la Merced de la Ciudad, son simples y se lucen las imágenes.

  3. Gracias por escribir sobre un tema que esta presente entre nosotros pero que muy pocos se animan a exponer. Sabias tus palabras que nos incitan a pensar, analizar y a tratar de descubrir nuevos causes para expresar nuestra FE.
    Me encantaron las fotos del ayer que acompañan el reportaje, digamos que son de la Epoca de Oro de este servidor y son imagenes que movilizan mis celulas grises al tratar de posisionarme de nuevo en esos cortejos.
    La pimera foto, hermosa por cierto, creo que coresponde al adorno Quo Vadis Domini en san Jose y en la segunda,podemos ver la procesion Josefina pasando por la Sexta Avenida, creo que en 1969 ? cuando ese pùnto era la pasada culminante de las procesiones de la epoca.
    De nuevo: Gracias porlas memorias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s