Mi Amigo Cucurucho VI: EL MUSICO

Dedicado con cariño fraternal a mis amigos filarmónicos

La semana santa llena todos los sentidos del chapín. Ya se ha escrito mucho acerca de aquello de los olores, sabores, visión y tacto que hace que esta época sea tan nuestra y tan particularmente especial.  Sin duda alguna uno de los sentidos que más se consienten durante esta época es el oído.  Las Matracas, el tzicolaj y el tambor, los redobles, las fanfarrias producen un placer sin igual para el devoto; pero y esto lo afirmo sin lugar a ninguna duda, son las marchas fúnebres las que  son el culmen del goce estético auditivo de la época.

Compositores preclaros han dejado plasmadas en papeles antes manuscritos y hoy impresos con tecnología digital, las hermosísimas marchas fúnebres, pero son los músicos, los maestros filarmónicos, los miembros de las bandas de solistas los que ponen su aliento (y la palabra quizá nunca estuvo mejor usada) a esas composiciones que nos hacen conmovernos y son el marco perfecto para el paso del nazareno.

Y es que allí van, con su traje puesto, alguna visera que les protege del sol o gorra que les cubra el sereno; bajo la lluvia, o con el ardiente sol, llevando a cuestas un instrumento que en muchas ocasiones es pesado e incomodo; son los músicos que de alguna forma pintan un cuadro que muchas veces se traza como pintoresco y que –sobre todo en el pasado- manejaba algunos estereotipos que con los años ha cambiado, sino radicalmente, si con una buena dosis de convicción de que las cosas pueden hacerse de otras formas y de distinta manera.   Las bandas de semana santa, hoy, son jóvenes, y muchos de sus miembros han sido destacados alumnos de las mejores bandas marciales escolares de Guatemala, algunos de ellos profesionales de éxito en diversas ramas académicas; y en algunos casos son adolescentes que con el entusiasmo que caracteriza a la juventud aportan su arte a las procesiones.

Se de muchos casos en que los maestros filarmónicos han sacrificado su devoción por el arte, o mejor dicho que han convertido su arte en devoción. Voy a explicarme, se de algunos cargadores, tremendos cucuruchos, que han dejado la túnica por la trompeta o que han asumido el pícolo por el casco de Candelaria, otro habrá que ha mudado el capirote por las percusiones y todos ellos con la convicción de que, independientemente de la paga que reciben, hacer música para el Señor, es una manera de alabarlo y de provocar el acercamiento de las gentes al mensaje de las andas.  No todos los casos son así, y muchos quizá vayan solo con el ánimo de un trabajo realizado; pero existen situaciones puntuales que yo he conocido y que no menciono acá, por no cometer alguna indiscreción o incurrir en alguna terrible omisión.

Así que a mi no me extraña ver a los músicos en ambiente de cordialidad detrás del anda, al final de cuentas la felicidad se les pinta en el rostro al hacer lo que les gusta; no me espanta ver a un filarmónico que se conmueve hasta aguársele los ojos al momento del alguna marcha, por motivos que solo él y El Señor conoce; no me parece extraordinario que muchos músicos vayan algunas cuadras a “tocarle a Jesús”… solo por el gusto de hacerlo; no me extraña que algún músico saque su cámara e intente , así desde atrás, encontrar ángulos inéditos de una imagen o elementos diferentes de un adorno.  No me extraña, pues yo sé esos casos, se que a pesar de todo, la música cuaresmal, es una forma de expresar su devoción y conozco que muchos encuentran allí, en la bendita música que tanto disfrutan, una manera de alabar al Rey y de acompañarlo en su vía dolorosa o camino al sepulcro.

A mis amigos filarmónicos, yo, que rudimentariamente conozco los secretos de la escritura musical, que sin técnica pero con mediano entusiasmo tomo el clarinete y partitura en mano imagino ser parte de una banda “de verdad”… mi admiración enorme; confieso de alguna forma una envidia sana a lo que ellos hacen y pido a Dios que bendiga el trabajo que ellos –dichosos- realizan siguiendo las huellas del Maestro o de su Madre Dolorosa. A ellos desde aquí un abrazo de cucurucho a cucurucho.

 

Anuncios

3 thoughts on “Mi Amigo Cucurucho VI: EL MUSICO

  1. Gracias Mario por estas lineas que describen muy bien lo que a diario vivimos tras los pasos de Jesus, he de decirte que es una bendicion poner al servicio de Dios los talentos que el nos ha dado y atraves de la musica o la fotografia poder acercar al que esta lejos, o tocar el corazon de aquel que necesita de un momento especial con Jesus o mas aun, regresar quizá a los caminos de Dios, realmente no importa el sol, la lluvia, el hambre, el frio, el cansancio, realmente todo vale la pena porque siempre terminamos con el corazon lleno porque fuimos utiles una año mas para el Señor y solo El sabe si tendremos la oportunidad de acompañarlo una vez mas….. y se que muchos extrañamos la tunica… pero en el corazon siempre llevamos el sello de cucuruchos.

  2. Interesante amigo, yo me puedo describir en estas interesantes lineas, la verdad cuantos de nosotros no hemos dejado cualquier situacion sea laboral, sea familiar por ir alli atrasito de Jesus y con nuestro instrumento en mano con cara de satisfaccion al ir haciendo lo que tanto nos gusta, Gracias porque sabemos que esto se hace en primer lugar para exaltar a Dios y en segundo por el gusto de todos los devotos y devotas y sabemos que nos podemos comunicar de corazon a corazon. Un saludo fraternal

    Saul Lopez
    Piccolista

  3. Leyendo sus ultimas cronicas, me he puesto a pensar que ellas han llegado a constituir parte de la “iconografia” semanasantera de nuestro pais, pues es Ud, quien con su pluma,le da voz a nuestros sentimientos y emociones, los cuales permanecerian mudos sin sus escritos.
    Es Ud el ” Amigo Cronista” que con su habilidad literaria, nos permite ver reflejadas en sus cronicas nuestra propia identidad de Cucuruchos.
    Gracias, amigo cronista!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s