Portentoso Nazareno

A Jesús de San Bartolo

I

en un universo que se nos antoja ancestral
inundado por desmedido incienso fervoroso
se desarrolla lenta y pausadamente la procesión colosal
el sacro cotejo del nazareno caído, el portentoso

con alfombra a tus pies el pueblo amoroso
de la Antigua te lleva en su devoto espaldar
al compas de un pentagrama maravilloso
de tu devoción que es eterna y universal

en sencilla alegoría que se hace perenne,
el hermoso nazareno nos hace meditar
rodeado de ambiente místico y solemne

en que la vida del cristiano es continuo transitar
y después de caer bajo el peso del pecado hay que levantarse
que llevar la cruz, es solo encomendarse a la madre y a él imitar.

II

al descansar las andas después de media noche,
en su dosel en el pequeño y aldeano templo,
hay oídos de cucurucho que resuenan en derroche
cuando las visiones del pasado son más que ejemplo

porque a esa cansada hora transita
un cucurucho rumbo a su hogar con el alma desbordante
y en congestionada carretera o por oscura callecita
se goza aquel que lleva en su alma bombo y redoblante,

con aroma de corozo suena quizá pito y tambor,
pero lo seguro es el corazón que late fraternal,
con fondo de marcha agonizante, que mejor

el muy antigüeño grito ¡ ¡ ¡ vamos señores!!!
hagamos fila como hermanos en la calle de pedernal
vamos señores, caminemos en pos del amor de los amores !!

Anuncios

2 thoughts on “Portentoso Nazareno

  1. Mario. Saludos de tu amigo antiweño! No cabe duda que tu inspiracion no tiene parangon. Tengo algun tiempo de no ingresar a la pagina, y hoy que en el ajetreo diario, casualmente tuve acceso a la red, antes que nada acudi a tu pagina, pues el alma de un cucurucho, inmerso en un mundo extraño al nuestro, de chance (gracias a Dios hay chance) y tantas otras cosas, siempre añora abstraerse de una realidad, para entrar a la otra realidad paralela pero mas hermosa: El hermoso mundo al que Jesus nos agremio, convocandonos como vos decis: “…desde la cuna”: “El Mundo de los Cucuruchos”, Donde el requisito indispensable para ser miembros activos es: el amor a Jesus y a la Santisima Madre…
    No sabes el gran gusto que me dio ver articulos nuevos (lamento la ortografia, a la compu donde estoy no le hallo la tilde).
    Pero mucho mas que admirar tus letras, pues que ya sabes de sobra que las admiro muchisimo, quiero, sin dejar de comentar las 5 estrellas que merece tu articulo/poema a nuestro Soberano Señor de Sambartolo; darte las gracias de una forma parecida a como te conte en el comentario de: “A Jesus de Sanjose”, en el que compartia con vos y todos los hermanos cucuruchos que forman la familia que convocaste en tu blog, como, cuando era un chiris principiante en el sublime mundo de la paraliturgia penitencial, me soltaba de mis papas en las velaciones y le iba a pedir una marcha al director de la banda. Cuando luego de la ejecucion, en mi alegria de niño le decia a mi viejo: “Papa! Me complacieron con Jesus de Sambartolo!”, El me respondia: “Bueno, ahora anda y dale las gracias”
    En honor a lo que me enseño el viejo, hoy te digo lo mismo: GRACIAS, MAESTRO!
    Vamos Señores!!!

  2. Hermosas letras inspiradas en el Soberano Señor de la Caida, que mas les puede decir un servidor, devoto y aspirante de toda la vida del Señor de la Caida. REcuerdo que eramos mi hermano menor y yo, los aspirantes que orgullosamente llevaba de la mano mi papá, cada quinto domingo de cuaresma, la rutina era la misma salir corriendo ese día a las 11 de la mañana porque en la finca Retana se entregaban los turnos desde las 9 AM, tradición que nos heredó el bisabuelo Pedro y luego el abuelo Angel, la procesion era muy sencilla, pero hermosa e imponente como siempre lo ha sido, fui 10 años aspirante del Señor y tengo 27 bendecidos años de llevarlo en hombros, la procesión era de 12 horas exactas, recuerdo que el andarilla de palo blanco era de 40 brazos, y salian 30 a 33 turnos, el Señor solo llegaba a la Escuela de Cristo, coronaba la pequeña plazuela, daba la vuelta en lo que hoy es dominos pizza, no llegaba a la concepción ni a la Candelaria, siempre pasaba por Catedral de día, aproximadamente a las 16 horas, ya de regreso entraba unos minutos en la plazuela del templo de la Merced, siempre daba la bendición en el cementerio a las 22:30 horas, entraba a las doce en punto, y a mi papá nunca le gusto pagar un taxi (quiza porque no habia plata) asi que nos regresabamos a la casa a pie, fue en 1984 cuando finalmente llegue a la estatura, que en ese entonces era de 1 metro con 15 cm para poder cargar al Señor, que alegría!! la espera había terminado, pero recuerdo con mucha nostalgia caminar abajo del anda agarrado del cinturon de mi papá, recogiendo mis flores para después llegar a hacer mi velación a la casa. ¿como dejar de acompañarte cada quinto domingo mi Señor de la Caida? Sería igual que me arrancaran el alma misma; recuerdo que para mi papá y para nosotros los patojos sus hijos, no existia túnica negra, solo la morada del quinto domingo de cuaresma, y aunque el viejo ya se adelanto a tu encuentro, le agradezco infinitamente que me haya enseñado a caminar agarrado de tu mano mi Soberano Señor de la Caída de San Bartolo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s