Primera Vez…

La cuaresma llego a mí de manera doble. Fue en 1980, cuando tenía muchos menos años que hoy…cuando en mi querido Colegio de Infantes (entonces bajo la dirección del Padre Cristóbal Ramírez), se presento la oportunidad de cargar al Niño Jesús Nazareno de La Demanda, al que mis hijos desde siempre llaman “el nene Jesús” y por si aquello fuese poco la oportunidad de hacer alfombra, es decir un doble play de primeras veces.

Recuerdo bien el diseño de la alfombra…  un fondo de aserrín de color natural, unas esquineras verdes y rojas… a las orillas una greca sencilla verde… a cada tramo un rosetón rojo y al centro un águila bicéfala cuyo cuerpo central unía al emblema mercedario y el escudo del colegio. Lamento no tener alguna fotografía, pero la imagen está impresa en mi cabeza y corazón. La preparación del material para la alfombra se desarrolló en las aulas a medio construir del bicentenario centro educativo y fue –lo recuerdo muy bien- el Viernes de Dolores que nos dimos a la tarea de teñir el aserrín mientras El Desfile Bufo pasaba sobre la séptima avenida de la zona uno. He de indicar que por ese entonces la reconstrucción del edificio del Infantes se desarrollaba a marchas forzadas pues todos nos, preparábamos para celebrar los 200 años de fundación del decano de los centros educativos de Guatemala. Esas aulas inacabadas, esos corredores sucios y llenos de material de Construcción eran para los Infantes de aquella época, lugares hermosos en donde vivíamos a plenitud nuestra vida de estudiantes. (La intercesión del Patrono San José, permitió que el edificio se bendijera el 19 de marzo de 1981).

Pero volvamos a la alfombra del año 1980; la memoria me traiciona, no recuerdo bien la hora en que comenzamos a hacer la alfombra, debió ser cerca de las ocho de la mañana lo que es indeleble en el recuerdo es el grato compartir de los compañeros que serían cinco años mas tarde la XXVI promoción de bachilleres; ésta actividad de la alfombra se desenvolvió en un tradición que heredaba cada uno de los grupos de estudiantes que llegaban a sexto grado de primaria y evolucionó a lo que serían cinco años (todo el nivel medio) de alfombras que para el Patrón Jurado dicho grupo entrañable de amigos hicimos para la procesión de La Reseña (pero esa es otra historia que tendrá su momento en éste blog)

Regresando a ese Sábado de Ramos 29 de marzo de 1980, debo indicar que los nervios me consumían; si bien es cierto no era mi primera vez cargando (ya había cargado en la procesión de la parroquia de San Pablo años atrás), si era la primera oportunidad de llevar en hombros al Niño Jesús de la Demanda, que veía todos los años en su procesión. He de decir que las actividades propias de la Semana Santa no me eran ajenas, sino por el contrario eran cercanas y cotidianas, papá y mamá nos llevaban a ver las procesiones.

Recuerdo que las manos rojas con tonalidades verdes se cubrieron con los guantes blancos y con la guerrera gris y el pantalón blanco, los niños de sexto grado se preparaban en los corredores del Infantes. No mencionaré nombres de los compañeros, no quisiera omitir alguno, si recordaré los nombres de los maestros que ese día (y muchos mas…) nos condujeron en la aventura de conocer y amar a Guatemala y sus tradiciones son ellos el profesor Fernando Ruano que en ese año era maestro de sexto grado “A” y el profesor Alejandro Alvarado que era a la sazón maestro de la sección “B” de ese grado; ambos profesores, a quienes cuento hoy entre mis amigos, aun perseveran en la vida de cucurucho y en el ejercicio de la docencia

En fin, serían las 16:00 horas de ese inolvidable día, cuando tome mi turno y  supe de una manera única e indescifrable que sería cucurucho para toda mi vida, fueron minutos indescriptibles que aun perviven en mi memoria; en la acera observando la procesión y viendo cargar por vez primera a su hijo estaban mis padres, recuerdo muy bien que después de terminado el turno, subimos hasta la primera avenida en donde vimos el paso de Jesús del Consuelo y terminamos ese día memorable con un cena en la Cafetería Capri (4ª. ave y 6ª. calle) una hamburguesa y una cremita. Mi entusiasmo era incontrolable, hubiese querido cargar en cuanta procesión recorriera las calle esa Semana Santa; sin embargo en los años siguientes 1980 y 81, únicamente cargue en los turnos que el Colegio tenía en los cortejos de la procesión del Silencio y Domingo de Ramos y sería hasta 1982 que iba a ponerme la túnica… para ya no quitármela mas.

De allí en adelante todo es historia. Soy cucurucho y primero Dios moriré siéndolo. He aprendido de este bello romance entre la semana santa y yo, varias cosas: he entendido la trascendencia de revestirme de túnica; he “reclutado” a varios prosélitos de las procesiones; he influido en mis hijos que hoy –quizá- sean mas cucuruchos que yo;  en fin  he tenido momentos especiales y personales que matizan de una forma particular mis vivencias; sé que los milagros existen y conozco que la devoción no se impone, solamente se puede inducir y que es un asunto personal el tomarla y aceptarla. Ser cucurucho es una opción en la vida  -así de solemne y terminante- pero la decisión de afrontar esa vocación con el espíritu que es preciso, ese es el reto de cada año, de cada cuaresma, de cada procesión, de cada turno, de cada paso… en fin ese debe ser la motivación, ser mejores cada día.

Cada cuaresma aprovecho para agradecer a Dios por llamarme a las filas de cucuruchos, a mis padres quienes –sin presiones- pero apoyando mis inquietudes me forjaron como el cucurucho que soy, a mi amado Colegio de Infantes fuente nutricia de instrucción, disciplina y formación, en donde tuve mi primer contacto con nuestras procesiones.

Cada Cuaresma es un gracias eterno, como eternas son nuestras amadas e inconmensurables procesiones y eterno es el interminable caminar del cucurucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s