El Nazareno de la Demanda

(Sábado Infantil en la Merced)

Muchas son las motivaciones que los devotos tienen para participar en las procesiones, pero la más recurrente es el hecho de la existencia, gracias a Dios y al entusiasmo de Don Julio Farfán, de la cincuentenaria procesión Infantil del Niño Jesús Nazareno de la Demanda, Imagen Consagrada según indican sus cruces distintivas, que ha sido el abrir la puerta de la tradición para muchos de los cargadores cucuruchos de la ciudad capital.

Miles de niños, revestidos con sus túnicas, con diminutas paletinas al viento, cargados de emoción y con el corazón saturado de amor hacia el “nene” Jesús.  Quienes hemos tenido el privilegio de ver a tan especial imagen sabemos de su amarga dulzura y entendemos que es un designio divino que dicha talla sea venerada en esta ciudad en la que los niños, son maltratados y martirizados, muchas veces he pensado que en esa imagen se encarna la pasión de la niñez de la calle de nuestra ciudad.

Dejando a un lado digresiones en aspectos meramente sociales y económicos, habrá que decir que es un regocijo único ver las pequeñas andas del Sábado de Ramos, imitación bien lograda del mueble del Viernes Santo, mecido en hombros infantiles, bajo la custodia de varones cucuruchos consientes de lo importante que este cortejo es para el mantenimiento de nuestras tradiciones.

Atrás – mucho más ordenadas- miles de niñas con albo traje, esperan su turno para llevar en hombros a la réplica de Nuestra Señora de los Dolores, la devoción se hace infinita en la inocencia de las niñas que participan en este cortejo.

Son muchos los niños que esperan estas fechas con más entusiasmo que la Navidad misma, es fácil de entender para un cucurucho, y es que para nosotros los que amamos y veneramos la Pasión de Jesús con toda intensidad, el cargar una Procesión, llevar túnica, oler el incienso y el corozo y escuchar las marchas fúnebres, es el mejor de los regalos; por ello siempre habrá niños que esperan la navidad con ansia, pues saben que rápido vendrá la Cuaresma.

Que nuestro Señor de La Merced permita que sea así por siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s